6 oct. 2008

La puntualidad es una virtud...






Despiden a una trabajadora en coma por reiteradas faltas de asistencia y de puntualidad.

Sandra Tejero sufrió el pasado 15 de septiembre un accidente de moto que la ha dejado en coma hasta hoy, aunque no se teme por su vida. En 2007 empezó a trabajar en una cadena de pescaderías, El Punt del Peix, primero con un contrato temporal y luego fijo. Durante todo este tiempo la empresa estuvo al corriente de estos hechos y recibía las bajas de Sandra cada semana.

La compañía se puso hace poco en contacto con la familia para comunicarles que le rescindían el contrato, alegando el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, que cita como motivo para echar a un empleado las faltas repetidas e injustificadas de asistencia y puntualidad. Recibieron una carta, con fecha del 1 de octubre, en la que la empresa reconoce que se trata de un despido improcedente. Le ofrecen a Sandra 938,89 euros en concepto de finiquito y 2.416,20 euros de indemnización.

Supongo que esto es lo que algunos entienden por flexibilidad del mercado laboral...tres hurras por el empresario emprendedor, con cuatro como este lumbreras/hijo de puta, salimos de la crisis en un abrir y cerrar de ojos, hijos.


Via: el mundo


----------

1 comentario:

Anónimo dijo...

a una colega mia le han echado por quedarse embarzada...a ver a ver



besitos de raton


gobelinn